MARÍA LUISA PORTERO RUIZ -ESPAÑA-

    >

PÁGINA 39

<                    >

Mi nombre es María Luisa Portero Ruiz, de nacionalidad española. Nacida un veinte de septiembre de 1957 en la ciudad de Montilla (Córdoba), en el seno de una humilde familia. Y fue ahí en el seno familiar donde adquirí, esa mi raíz y amor por la escritura, sobre todo por la poesía. Y es que ya observaba a mi padre desde que era una niña, cuando él escribía. Su género y obra, también fue poética, llegando incluso a publicar: “Pinceladas Abstractas”, así se llamó su obra. Mi vocación me viene desde la adolescencia, fue ahí cuando comencé a hilvanar palabras hasta verlas hecha verso. Mi poesía es sencilla, transparente y muy fresca como legado y enseñanza de lo que soy como persona. Cursé estudios de bachiller superior, C.O.U, y 3 años de solfeo y piano, mi otra gran pasión la música. Divorciada y madre de tres hijos, con genes artísticos también, en el ámbito de la música y la pintura, más cuatro encantadores nietos y grandes amigos. He participado en varios grupos literarios y algún  que otro concurso de poesía, también en programas radiales.
Tengo recopilados tres tomos de “Conversaciones conmigo misma”, que es así como le he llamado a mi actual obra. Listos para sacarlos a la luz en alguna editorial y así lograr ver mi sueño de poeta hecho realidad.
 

 

TÚ, MI MUNDO Y SENTIR


A veces el mundo de los sentimientos,
se nos vuelve complejo,
sumergiéndote en la duda
y llenándonos de miedos.
¡Ay amor,
amado mío
y mi pasión!
Cuando se ama,
se busca…
vale cualquier pretexto o excusa,
para sentirse cerca.
Los enamorados,
siempre hallan…
en cada encuentro,
el momento perfecto,
para hacerse el amor.
El enamorado,
simplemente, siente,
y a la vez a su amado convierte,
en el ser más especial.
Al enamorado, de repente…
se le instala el otro,
como lapa en la mente,
llegando a ocupar,
la mayor parte de su pensar.
Los enamorados,
se escogen,
y se hacen sentir y se ven,
como el ente más importante
de entre todos los demás.
Al enamorado….
Se le lleva a la cama,
y en el corazón,
sin saber en qué orden,
poco importa en qué lugar.
¡Ay amor…
que tan adentro de mí estás,
que puedo mirarme al espejo,
siendo tú mí reflejo
y casi ni aparezco ya!
No es su rostro,
sino su esencia,
no es color de unos ojos,
ni la línea de un cuerpo,
es ese placer misterioso
que una boca a la tuya provoca,
cada vez que se miran.
Para quienes cupido les fleche,
¿Qué serán sin el alma,
ni la belleza, ni la mente,
ni los abrazos de su amado?
Necesitan verse,
deleitarse, tocarse,
a besos desnudarse.
De ahí que yo me desvista,
con mis versos,
para salvar distancias,
las que a veces pone la vida,
volviendo puro amor, mi poesía.
¡Soy mujer!
Pero mi desnudez, ya ves…
encuéntrala en mis poemas,
en cada uno de ellos,
en cueros mi alma se queda,
no mis pechos, ni mis caderas,
pues alimento cada poro de mi ser
con tan sólo palabras
y de esperanzas llenas.
No de te quieros…
ni caricias de piel,
que en olvidos después se quedan.
¡Ay amor…
de cuento y poesía!
Te cruzaste en mi camino,
cambiando mi destino,
y ya no me siento sola,
a lo largo de los senderos
por donde la vida me lleva,
y en donde a veces me pierdo,
sin encontrar la salida.
Porque tú, sé que estás a mi lado,
allanando cada aspereza,
suavizando y dando luz a mi existencia,
conduciendo cada uno de mis pasos,
por donde mis pies transitan,
llevándote a mi vera.

 

 

*      *      *

 
LA VIDA ES SUEÑO


Si no echamos nunca los sueños al viento,
como cuando se lanza una cometa,
nunca sabremos que sueños podrán traernos de vuelta.
Si un nuevo amigo, un nuevo amor, una vida nueva.
Quizás una vocación frustrada,
o tal vez perdida,
se nos haga realidad.
Los sueños nacen con alas,
siempre están dispuestos a volar….
se alimentan de magia,
no entienden de distancias, tiempo, ni lugar.
No hay nada que los pueda frenar.
Nunca es tarde para emprender un nuevo rumbo…
vivir una nueva historia
o construir un nuevo sueño.
Porque los sueños nunca envejecen.
Los sueños se sueñan y se viven.
Solo soñándolos,
tenemos la libertad absoluta para imaginarlos,
para después despertar y creer…
tengo un sueño guardado,
de un amor incumplido,
lo llevo como tesoro escondido,
a espera de ser rescatado.
Es como una espinita clavada en mi pobre corazón,
deseosa de ser liberada.
Un viejo sueño, color platino,
con aroma a campos de olivo.
Un sueño donde le sueño despierta
porque dormida no puedo.
Morfeo me abandona,
cada vez que en penumbra le pienso.
Soy presa fácil para el insomnio,
sin compasión de mí se apodera…
me atrapa, me condena
a noches enteras de vigilia.
En ese silencio y esa oscuridad absoluta,
donde su imagen es la única luz que me alumbra.
Idealizo la silueta de un cuerpo.
Mis dedos la dibujan poro a poro.
Invento el olor de cierto perfume que ignoro,
el tacto de una piel que desconozco.
El brillo de unos ojos que aún no miro.
Imagino su calidez que la presiento.
El néctar de una carnosa boca.
De sus besos el placer que saboreo,
sin haber llegado a ser… beso en mi boca.
Un sueño de amantes
platónico, casi perfecto.
Que de lejos se siente cerca,
pero nunca se miraron de cara ni a los ojos.
La vida tristemente los separa,
con el alma se recuerdan.
Son corazones que se anhelan.
Preludio de un sueño de amor en cuarentena.
Alguien dijo: Soñaba el ciego que veía…
soñaba lo que quería.
Soñar con los ojos abiertos…
es vivir cada día.

 

 

*      *       *

 
LA MÚSICA Y TÚ


A veces lo único que necesitas es eso…
una dulce y fantástica melodía,
una copa de vino quizás,
y unos brazos en donde perderse,
en los que poder anidar,
sin importar mucho más
los contratiempos de la vida.
A especie de canción de cuna.
Olvidándonos del tiempo,
y de las tristezas que te inundan,
o hasta de sí mismos.
Puesto que la música…
hace en mi alma poesía,
cuando en solitario,
el corazón se vuelve poeta,
entrelazando palabras,
que en verso derivan
con alas de carencia,
que lloran ausencias
de labios que no rozan.
Más sin llegar a ser beso,
en melodía se manifiestan,
por amores que comienzan
en el concierto de los sueños,
donde hallan su salida.
Y es ahí, donde conectar se logra
con la dicha perdida.
Entre notas que te atrapan,
que a despertarte logran
cierta calma dormida,
 de felicidad enturbiada
que nos restaba alegría,
reconduciéndote a la paz.
Y es así, como te siento ahora,
en medio de la oscuridad.
Como una especie de sinfonía
que calma mi ansiedad,
disipando brumas de soledad,
y dando luz a mis días
de este arduo caminar.

 

 

*     *      *

 
LA  ABNEGACIÓN


Si tienes espíritu luchador
y un ideal por ver logrado,
búscate experto entrenador
y llévalo siempre a tu lado,
hasta que puedas alcanzarlo.
Y si ves que tu intento es fallido
y no logras aquello soñado,
no dejes la idea en olvido,
ni abandones la lucha por hallarlo.
Sin perder de esperanza ni un pizco,
¡¡Mientras, vuelve de nuevo a intentarlo!!
Puesto que todo…
se alcanza con paciencia y con tesón,
sin dejar de perseguirlo,
y siguiendo la meta con ilusión,
aunque sea trabajo muy duro,
porque el empeño
es tu riqueza mejor.
Y así, cuando sigues buscando
con todo tu vigor
y sin retroceder ni un solo paso,
de seguro puedes lograrlo.
Mas escucha y agudiza tu oído
para no caer en el pozo,
que atrapa y te vuelve preso,
y en su mundo te deja sumergido,
como prisionero fracasado
que suspirando va muriendo
en un mar de naufragio,
hundido a través de su engaño,
más allá de lo vivido.
Donde se va perdiendo,
como en el tiempo flotando,
sin encontrar lo esperado
de ese sueño tan ansiado
que fue quedando en olvido.