<     >

PÁGINA 9

<                    >

Registrado con el nombre de César Silva González (con el seudónimo de Peregrino de almas paganas), nacido en el 29 de octubre de 1982, criado en la colonia Fomerrey 22, ahora San Pedro 400.
San Pedro Garza García N. L. México
 
Con estudios básicos de diseño gráfico, y Licenciado como Psicólogo Clínico desde el 2005.
 
Actual trabajiente en la Secretaría de seguridad pública del municipio de Juárez. Con rango de policía segundo y encargado de un área de confianza.
 
Brindando terapia psicológica de manera continua y encargado del proyecto “TERAPIA GECMIS”.
 
Un fuerte gusto por la lectura, sin gusto de género en específico.
 
Compositor letrista de canciones desde la edad de 17 años aproximadamente, desde los 20 años cocinando aun el cuento "Anillo de compromiso - la tregua"
 
Con actuales cuentos en el tintero. Simplemente Kenneth, Lienzos de sal, Ladrón de celos, Infestas vacaciones, Cuentos cortos para soñar con los angelitos, El cielo y La cortina...
 
Planeando publicar pensamientos y escritos varios llamados "Paréntesis antes del segundo punto suspensivo"
 
Escribo, primero para mí y después para ti.
 
Dedicando hoy en día mis pasos a mi madre Ma. Julieta González Martínez, quien en mi día de mi cumpleaños… decidió dormir para siempre en mi corazón.
 
Hoy en día mi anhelo de proyección es mi espejo de bolsillo... mi hijo Killián.
 

CÉSAR SILVA GONZÁLEZ -MÉXICO-

LA SOLEDAD Y LA ESPERANZA
 
Soledad era su nombre
Soledad estaba sola
Soledad buscaba un hombre
Que le hiciera compañía
Soledad no era mi amiga
Soledad era una intrusa
 
Esperanza era la pena
La vecina y era ajena
Yo ni la conocía
Tenía centinela
Que a diario la celaba
Que a diario laburaba
 
Pero como en toda ocasión
Se burlaba el destino
Y le sacaba la lengua al vecino
Que asechaba en solitario
Se llamaba malvivido
Todo un truhan
Era un "Don Juan" (un cretino)
 
Soledad tenía frío
Esperanza duerme en lino
Y una huida disfrazada
De cobija con estrellas
El solitario asecha
Brinca la barda de la sola
 
Ya no tiene frío...
 
...Soledad
 
Y la amaga con caprichos
Y la amarra en un vicio
Le ha besado hasta las huellas
Le ha rasgado hasta la espera
 
Y Esperanza que se niega
A morir en la tristeza
En su vientre hay una presa
Y en sus venas le asechan
Los soldados de la muerte
De un estado inconsciente
 
El solitario se estremece
Es hora de que regrese...
 
Siete meses pasaron
El VIH detectaron
La compañía nunca nace
El solitario entra en un trance
Muere a causa de su enlace
 
Esperanza... muere al último
Sobra calor, perdón y lino...
 
Y de nuevo sola...
 
... Soledad

 

 

*     *     *

 
LORENA

 

Sin voz, sin gemido
Sin grito, sin humedad
No hay donde encontrar
Donde resbalar.

 
Lorena cada noche después de cenar con su familia, solía partir a su refugio de habitación, mientras el resto del núcleo familiar se tentaban a dormir. Se aminoraban las acostumbradas pasadas 2 de la madrugada, antes del deslagaño que pretendía realizar el amanecer, cuando se escabuia Lorena a puntillas de cercanos metros del aparente callejón, con la intención de rentar un poco de amor… ya saben a dar en venta un poco de sida para el mejor postor.
 
Cierta era la noche curruscante en que Lorena conoció a un tipo de postura sin refino, sin aliento mentado, sin mentón prominente, quien se hacía llamar Fiodor… quien la invito a cenarse a la primera habitación que se interpusiera entre los dos.
 
Lorena no accedió, ya que no le dio buena fama, puesto esclarecido esta que el primer vistazo cuenta mucho más que el resto a para los dos.
 
Lorena se alejó lo más que pudo lograr, mientras el invitante no era de los que la observaba sin descansar.
 
Unas ojeras matutinas para desayunar
Una interrogativa que nunca llegó
Despreocupada la familia…
Lorena ocupa, aquel callejón.
 
Fiodor ha convencido hoy, el precio de renta supero la percepción antes puesta, por lo tanto, Lorena ha accedido sin urgencia y con suma interesa ya…
 
Unas ojeras matutinas para maquilar
Una interrogativa que en sus dudas surgió
Sin esencia la familia continúa su labor…
Lorena ocupa, una pavorosa y falsa lujuriosa habitación.
 
Las noticias matutinas, las de tarde, las de noche
Y la radio ya lo canta.
 
La familia se avergüenza, se niega a dar respuestas
Y se encierran solo en casa…
Y por hoy, no se sabe más de ella.
 
Y en una habitación de hotel,
Yace el cuerpo fémina de una chica de menor edad.
 
Los padres se presentan y niegan parentesco,
Se vuelven a encerrar en casa omitiendo consanguíneo.
 
Lorena cada noche después de cenar con su familia,
Partía a su habitación mientras los demás cumplían con dormir. Se aminoraban las acostumbradas pasadas 2 de la madrugada, antes del deslagaño que pretendía realizar el amanecer, cuando se escabuia Lorena a puntillas de cercanos metros del aparente callejón, con la intención de rentar un poco de amor… ya saben a dar en venta un poco de sida para el mejor postor.
 
Donde esta noche… Lorena NO se presentó a trabajar.
 
Ah!... por cierto…
 
Fiodor, como su nombre lo dicta… tan solo fungió con sus responsabilidades de rendirle un homenaje a Dios.

 

 

*    *    *

 
 
AMIGA INTI…
 

Deseo no escuchar tus penas
Deseo no sentir sus angustias
Deseo escuchar sus gemidos
Deseo sentir su… deseo

 
 
          Escrutando en mi espacio de intima personal, rodeado de una realidad antes falsa, hoy real, puesto que la he creado y si algo logras crear, mientras exista… es real. He adornado mi intimar personal de invenciones, alucinaciones, jinetes pensamientos y espejismos de con sentido único y propio.
 
Íntimo con besar sapos, íntimo con no tener cabeza y aun así mirar mi cuerpo dándome la espalda con el brazo derecho entre mis piernas, íntimo con lamer culebras, íntimo con no tener dedos en mis pies y en su lugar patas de sanguijuelas.
 
Íntimo con inhalar cristales de azufre al ritmo de Bach con su eclipsante Chaconne de la Partita nº 2, intimo con soportar el vuelo directo de las cucarachas planeando y aterrizando sobre mí, sin que logren desconcentrar mi acto que al momento íntimo.
 
Íntimo con el orgasmo de Eva al momento en que la serpiente penetro su veneno dentro de ella, íntimo con el placer que la loba regocijaba cl momento de amamantar a esos dos niños.
 
Íntimo con la niñera ludópata que juega por mis manos, íntimo con acariciar sus cabellos.
 
A fin de principio ¿A quién le importa si he intimado o me he intimado en soledad?
 
Pero…
Si nunca me hubiese acobardado entre la soledad… nunca hubiésemos intimidado… la soledad, la imaginación, el placer a medias y mi...
 
Pero…
Si nunca me hubiese acobardado entre la duda y la decisión…
 
Pero…
Si nunca me hubiese acobardado entre hacerlo a escondidas o hacerlo mientras corría el riesgo de que mi madre me viera…
 
.. Mi madre me corto la mano derecha para que no me masturbara.
 
 

 *     *     *

 
 
DONDE ESTÉS
(Carta #1)
 

La soledad no mata…
Espanta, asusta, lleva a la locura…
Pero no mata, tan solo…
Ata.

 

Hola…
 
¿Cómo te encontras?
 
Espero de verdad que bien, yo tan solo trato de sobrevivir en la abstinencia de ti pensando y descifrando tu paradero ya que como lo has de saber, no sé dónde moras.
 
Usurpaste lo nuestro y lo convertiste en lo sin mi tomando una furtiva decisión, sin consultárselo siquiera a mis respuestas, la cual se resume en tan solo irte, eclipsarte, huir, abandonarme, renunciarme o simplemente largarte a un mejor o peor lugar-hogar.
 
En sí, solo te fuiste y el recuerdo que tengo de tan único como tan bastardo.
 
Te será resultantemente interesante, el saber que aun hoy tengo tu humedad en mi intima parte del cuerpo, cuelga en el piso del baño un brasier que se postra tirado y deforme sin estética, sé que es tuyo pues no ha intervenido nadie con tus similares perfiles aquí, desde que uno y otro levantamos nuestras anclas y las velas llenamos de resoplo a direcciones de no coincidencia.
 
Tu labial incluso se estremece en mi cuello como en ayeres y en alguna camisa que porto desgarruñida… pero, lo último que pude guardar de quien en mi albergue fuiste, son esos insultos, ultrajes, desaires, reveses, bofetadas y uñadas, eso sin mencionar que, sobre el colapso de nuestra mimosa compañía, intimaste en baja voz esa frase que disimula: Perdón por mi reacción chantajista al prometer no regresar a tu lado por olvidada incansable ocasión, mientras muecabas al medio virar y te encerrabas planeando marchar.
 
Sabes…
 
Desde el día que fuiste, la casa se tiende a remodelar a placer…
 
Si más no lo recuerdo, eras tú la invitada principal a la hora de la cena y para que lo sepas, tan solo a ti te abrazaba al dormir por las noches, eran mis besos todos solo para todo tu tú y ninguna más. Que siendo la misma, siempre me conducías en la oscuridad nocturna, al tiempo en que la soledad nos cobijaba con su estelar manto nebulosamente estrellado en la terraza que vociferamos “nuestra”.
 
Desde que comenzaste tú sin confín y sentido andar, fueron las moscas y cucarachas las invitadas principales al cenar, a veces vienen, pero son los rotos trasteríos sucios los que me inmortalizan tu desaparición…
 
Todas las próximas noches posteriores de ti, es mi almohada engriecida con apariencia de sepia la que me solicita los abrazos, en su totalidad son los besos después de ti, son para mi mano derecha cuando al pecho me dibujo una cruz… (No es lo mismo).
 
No tengo miedo a estar en abandono, el desvarío y la soledad se tornaron mi mejor dama de compañía.
 
No tengo miedo a decir que “no”, ya que aprendí que un “si” trae consigo muchos compromisos.
 
Cambiando de tema…
 
Ahorre para cambiar de transporte y conseguí un auto algo extraño ya que mi chofer me traslada acostado en lugar de sentado (extraño, aunque no lo creas), el bus fue irritante en cada viaje y me canse de no encontrar comodidad en él. Tengo la esperanza de que al menos me den como regalo una botella de champagne en conjunto de un ramal redondo de flores con el título de la oficina en Noviembre (allá por navidad).
 
Bueno…
 
Deseo que tú te encuentres bien y espero que tú no sufras como lo hice yo y donde sea que estés, tan solo piensa:
 
Las cosas pasan porque tienen que pasar y a veces Dios nos chascarrea; así como lo hice yo, a la par que Caronte te traslada al hogar que esperas llegar sin ofrenda en los ojos, sin que llegue el momento.
 
Perdona que aun te siga culpando por la nada que todo provoque, ya que seguro estoy que esta carta no la podrás leer, ya que no te la podre mandar; solo que… no sé ni en idea en… donde estés.
 
Pd. La casa se remodelo sola debido a que mi visita inesperada llego 14 días después de que me fui también, ¡no te preocupes! dejé mi cuerpo (me estorbaba) abandonado en el baño mirando tu brasier desde la altura de la regadera, los visitantes blancos se encargaron de prepararme para mi entrevista con mi solicitud de arrepentimiento y perdón. El auto que te mencione ya lo regrese, cuando me dijeron carrosa pensé que tendría caballos (Decepción, eran de fuerza y no lo entendí).
 
 

 

*     *     *

 
 

LAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO Y EL RESTO
 

A veces miro al cielo y pienso que ahí
Esta mi hogar, no es que me queje,
Es solo que no puedo estar ahí…

 
Me he desvelado a mí mismo que la tierra, además de ser inhóspita, descubierta sin explorar y tierra de dueños sin serlos, es tan solo el lugar temido, no deseado y entre más…
 
Me he desvelado en desvaine de tajo que es el calvario del purgatorio, puesto que la humanidad, la religiosidad y hasta mi sombra ha estado orando, rezando y llorando para no llegar al estado inconveniente indeseado; que es el llegar a ser un ánima más del purgatorio.
 
¡Abran los ojos, dilaten pupilas y sus lágrimas limpien!
 
¡Idiotas somos, idiotas seremos si no lo aceptamos!
 
Esta nuestra realidad, esta nuestra vida, este nuestro hogar… el purgatorio.
 
El purgatorio, no es en donde nos anclamos a respirar; no es en donde nos apaciguamos a obedecer, no es en donde nos varamos a con rumbo andar.
 
El purgatorio es nuestro hogar, es nuestro santiamén.
 
¡Idiotas somos, idiotas seremos, por no aceptarlo!
 
¿Qué? Acaso ¿no vemos que estamos pagando facturas pendientes?...
 
¡Mirad a tu alrededor y decidme!... ¿Qué es lo que ves?...
 
¡Decidme!
 
¿No es tu hermano aquel?... Si, ese que se está comiendo el corazón de su madre para conservar su vida, mientras mutila poco a poco la vida de ella misma…
 
¡Decidme!
 
¿No es tu hermano aquel?... El que está llorando porque no tiene un trompo, un caballo de palo, tierra para jugar, una pared para contar antes de buscar… si, si lo es…ese es tu hermano el ciego…
 
¡Idiotas somos, idiotas seremos, por no aceptarlo!
 
Bien…
 
¿Cómo te imaginas el purgatorio?, ¿Sin viento?, ¿Sin tiempo?, ¿Sin nada? ¡¡¡AAAH!!! Así es como te lo imaginas ¿verdad? ¿VERDAD?
 
Muy conveniente… muy apropiado… muy bien… prosigo.
 
Te quito el viento, te quito el tiempo para que veas lo que quieres ver, lo que tú quieres ver es esto; lo que tú quieres ver es… ¡¡¡NADA!!!...
 
Pues ahí lo tienes, ahí tienes tu ¡nada!... por tanto, apasmate, ¡¡¡CONTEMPLADLO!!!
 
Bien, bien, bien… (Suspiro)… para veas lo buena gente que soy te daré diez segundos para que contemples tu ¡¡¡NADA!!!, te quedan siete segundos, aprovéchalos que no los congelare… 7… 6… 5… 4… 3… 2… 1… (Suspiro)
 
Se te acabo el tiempo y dime ¿Qué ves? ¿Nada? ¿Nada acaso?...
 
Acaso dime, ¿Qué sentiste?... ¿Miedo?, ¿Ganas de gritar?, ¿Correr y no saber a qué dirección?, ¿De llorar? O acaso… ¿De matarte?... si… es… todo eso sentiste, lo sabes, lo sabes bien y lo sé bien.
 
En claro optamos por dejar que ese es tu purgatorio ¡¡¡NADA!!! Pero ya que tú decides que ese es tu purgatorio, yo te mostrare el mío… el cual lleva viento, ubicación, espacio y tiempo.
 
Es este mío, hay moradas, caminos, brechas, vehículos, muchedumbre, atajos, animales, sendas, brutos, toscos, toscas, humanos, personas, compasivos, caritativos, misericordiosos, imprecisos y vagos… por favor, recuerda bien a los vagos, que ellos son la clave de MI PURGATORIO.
 
Por lo demás, presta precisa atención a esto…
 
¡¡¡AAAH!!! Es una guerra, ¡¡¡ES UNA GUERRA!!!
 
¡NO!...
 
Es la vida… ahora coméntame y aclárame, ¿Qué sientes?
 
Mientras, por tanto, revira a tu alrededor, ahora si… ¿Qué sientes?... jajaja ¿Miedo?
 
Tienes miedo, predominan las impotentes ganas de gritar, las incompetentes intenciones de correr sin rumbo alguno, las inmoladas pretensiones de lloriquear, jajaja… te ambicionas conseguir lapidar…
 
Te lo dije, ¡idiotas somos, idiotas seremos por no aceptarlo!
 
Son los mismos síntomas, se sigue rezando, llorando y orando… ¿Para qué?
 
¿Aún no aceptas que este es el purgatorio?
 
¡Ah! Es verdad, lo olvidaba, ¿Recuerdas a los vagos? ¿Acordate que te dije que ellos eran la clave de mi purgatorio?
 
¿QUÉ…? ¿No lo has descifrado aún?, ¡Que estúpido!... (Bostezo)
 
Ellos andan de allá para acá, de acá para allá, viven sin vivir, restan sin sumar, andan sin andar, no dividen, se multiplican, caminan sin rumbo, forjan caminos dando tumbos, pero además ellos y tú… tenemos algo en común… amamos, odiamos, y sobre lo más importante… nos vivimos muriendo penando, pidiendo perdón y llorando.
 
Concluyo, este es el purgatorio y los vagos quienes los aceptaron, por eso mismo es que lo hacen…
 
¡Idiotas somos, idiotas seremos si no lo aceptamos!
 
He aquí el purgatorio y henos aquí nosotros…
 
Las, sus ánimas.


…no puedo estar ahí…
Porque estoy aquí.